top of page

Junto a Turiel! Contra el Ecosocialismo Eco-Fascista de E. Muíño y la Traición de J. Riechmann!

Actualizado: 11 nov 2023


Marxism and Collapse - Political Declarations


¡Junto a Antonio Turiel!

¡Contra el Ecosocialismo Eco-Fascista de Emilio Santiago Muíño y la traición de Jorge Riechmann!


Expresamos toda nuestra solidaridad hacia Antonio Turiel y los referentes del colapsismo español que, en meses recientes, han sido objeto de una furibunda campaña de acoso mediático y periodístico organizada desde sectores pretendidamente "ecologistas" y "ecosocialistas" afines a las plataformas socio-neoliberales de "Más País" y PODEMOS, afiliadas al gobierno social-imperialista del PSOE.


Sectores del ecologismo burgués-institucional defensores de un programa de "capitalismo verde" y "ecosocialismo blanco" (de perfil académico, institucional y elitista) que, teniendo entre algunos de sus exponentes al supuesto "ambientalista" y recientemente convertido al "ecosocialismo" Santiago Emilio Muíño, vienen orquestando una incesante campaña de persecución ideológica y deslegitimación en contra de académicos como Turiel y otros referentes colapsistas en España.


Lo anterior, entre otras cosas, por no concordar con la perspectiva de ambientalismo "eco-friendly" con las grandes corporaciones, poderes empresariales y gobiernos capitalistas "progresistas" a los cuales el sector político de estos "ecosocialistas" (por ejemplo, el mencionado Muíño y sus titiriteros en "Más País") responden. Esto además, claro, de las siempre insaciables ansias de figuración que tienen estos exponentes de la progresía académica, necesaria para la legitimación de sus monetariamente sustanciosas carreras político-académicas al alero de políticos del capital vestidos de "socialistas" tales como Iñigo Errejón o Pablo Iglesias. Ansias de figuración que se suman, además, a la necesidad que tienen estos sectores del "progresismo-institucional ecosocialista" de disputar el espacio ideológico que vienen ganando en España los postulados colapsistas.


Es decir, de enfrentar todas aquellas narrativas que como el colapsismo, partiendo de un cúmulo irrefutable de investigaciones científicas y de la propia realidad ecosistémica planetaria, muestran el verdadero callejón sin salida en el que se encontraría el capitalismo y la sociedad industrial. Aquello dejando literalmente en el aire los sueños de una "reforma verde" (a veces encubierta de una supuesta apelación a un proyecto "socialista") de la absolutamente ecocida sociedad industrial. Enfrentamiento en contra del colapsismo que estos títeres "ecosocialistas" del capital asumen incluso a costa de colaborar nada menos que con la afirmación de los relatos más nefastos, anti-científicos y virulentos del negacionismo climático más recalcitrante.


Esto tal como en el caso de la última publicación de Muíño (una verdadera basura que parece sintetizar lo peor de las elites académicas parasitarias de los movimientos sociales) titulada como "Contra el Mito del Colapso Ecológico". Publicación de infame presentación (dictada al parecer por las propias corporaciones petroleras que suelen financiar este tipo de porquerías negacionistas) acompañada, como era de esperarse, de una serie de intervenciones en prensa difundidas por lo más graneado de las grandes corporaciones editoriales españolas en las que se pueden leer "intros" tales como "el colapso ecológico no es verosímil" (Ethic) o "brillante refutación del colapso en magnífico ensayo" (El Español).


Todo esto nada menos que en momentos en que, tal como plantean científicos de la talla de James Hansen o Peter Wadhams, la mayoría de los indicadores de los equilibrios ecosistémicos terrestres ya han sido totalmente pulverizados. Un ejemplo irrefutable de aquello son las actuales concentraciones atmosféricas de CO2, no vistas en millones de años en nuestro planeta. Todo esto, nada menos que en momentos en que crece el consenso científico en torno al inicio de una nueva época geológica, el Antropoceno, asociada al desarrollo de un nuevo fenómeno de extinción planetaria: la VI extinción masiva de la vida terrestre. Todo esto, en momentos en que estaríamos tan sólo a meses o algunos años del rebasamiento de la "última barrera" (súper catastrófica) del calentamiento global, fijado por la ONU en los 1.5 grados c. de aumento de la temperatura media de la Tierra en comparación con la del siglo XIX.


Publicaciones vestidas de un "ecosocialismo" barato en donde se da tribuna, literalmente, a lo más reaccionario de los discursos de la ultra derecha, los grupos de poder institucionales ligados a los gobiernos responsables del desastre ecosistémico y las grandes empresas petroleras. Publicaciones nefastas (cuyo sitio de rigor deberían ser más bien los retretes) en donde se da "certificado de seriedad académica" a los sectores más recalcitrantes y ambientalmente suicidas del eco-modernismo, esa receta de "destrucción ecológica express" del planeta con traje "green". Publicaciones descaradas (como la del propio Muíño) en las que no se tiene reparo, además, en ponerlas a disposición de las prácticas más nefastas de los negociados editoriales, visible lo anterior en el costo de la publicación (¡mas de 20 euros!).


En otras palabras, publicaciones de y para las elites (totalmente inasequibles para las clases populares) en donde se refleja de manera perfecta el perfil y la ideología de aquel "ecosocialismo blanco" (de alcurnia académica) que viene echando raíces en España. Esto incluso bajo la complicidad de ecosocialistas de reconocida trayectoria tales como Jorge Riechmann, responsable directo no sólo del "ascenso" de este ahora servidor declarado de los intereses petroleros llamado Emilio Muíño, sino que, asimismo, de una constante operación intelectual-académica de "lavado de imagen" de este último. Operación de "blancura ecosocialista" en la cual Riechmann, poniendo su prestigio al servicio del negacionismo tecno-optimista, no ha tenido pudor alguno en presentar a Muíño (por varios años) como un "gran amigo" y un "notable escritor" con el cual se "puede" y "debe" debatir.


Esto último reflejando la propia bancarrota estratégica, política y moral de Riechmann, en esencia nada más que un buen filósofo y un poeta. Buen filósofo y poeta que, en este caso, ha servido como "trampolín" para lo peor de los discursos del negacionismo capitalista climático (en clave "eco-socialista"). Es decir, algo similar, por lo demás, a la actitud que han tenido con Muíño incluso ciertos divulgadores de los planteamientos marxista-colapsistas que, tales como en el caso de la llamada "Aurora Despierta", afiliada al sitio de izquierda institucional "Kaos en la Red" (plataforma proclive a gobiernos burgueses corruptos tales como la dictadura socioneoliberal chavista), vienen también dando crédito a las elaboraciones de este negacionista climático encubierto.


En definitiva, un "ecosocialismo de pijos" (que Muíño refleja a la perfección) que, tal como reconoció el siempre agudo Turiel en su denuncia del reciente libro de Muíño y del papel de Riechmann en el ascenso académico-institucional de este último, no constituye más que un "ecosocialismo para países ricos". Un ecosocialismo para la "European Union" que, de carácter profundamente elitista y nacionalista, no hace más que abrazar un programa de "restauración verde" de literal contenido "eco-fascista". Esto en la medida en que, tal como reconoce el propio Riechmann en sus debates (muy fraternales) con Muiño, constituiría una perspectiva eminentemente europea, blanca y urbana en donde lo único importante sería preservar el nivel de vida, los privilegios y los "placeres" del modo de vida occidental del así llamado "primer mundo". Esto incluso a costa de un genocidio asegurado para la mayor parte de la humanidad y el resto de las formas de vida de nuestro planeta.


¡Solidaridad con Antonio Turiel y los referentes colapsistas españoles!

¡Contra el Ecosocialismo Ecofascista de Emilio Muíño!


¡El "ecosocialismo descalzo" de Riechmann nació muerto!

¡Sólo ha servido para engordar eco-fascistas disfrazados de "izquierdas"!


¡Por un verdadero colapsismo revolucionario!

¡Por un programa marxista-colapsista!


Una política de izquierdas sin colapsismo

¡es o bien socialdemocracia o pura ceguera estratégica!


Mientras que el colapsismo sin marxismo

¡es "socialdemocracia del decrecimiento" o mera academia!


Marxismo y Colapso

Noviembre 10, 2023

Comentários


Post: Blog2_Post
bottom of page